Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

¿Qué es una clausula suelo?

Se trata de una cláusula por la que se establece, a la hora de firmar la escritura del préstamo hipotecario, un mínimo a pagar en las cuotas de la hipoteca, aunque los intereses ordinarios que se han acordado con la entidad financiera estén por debajo. De ahí que se conozca como suelo de la hipoteca, porque fija un porcentaje mínimo a pesar de que la suma del Euribor y el diferencial sea inferior. Lo que provoca este tipo de cláusulas es que el deudor no pueda beneficiarse de las bajadas del Euribor.

Véase un ejemplo de esta cláusula que puede aparecer en su escritura:

suelo

 

Tal vez muchas personas no sean conscientes del alcance d este tipo de cláusulas, estas se aplican a las hipotecas con interés variable que son alrededor del 96% del total de los préstamos que se han firmado en España. Asimismo según el Banco de España de entre un 30% y 40% de los anteriores préstamos contienen dicha cláusula.

Otro dato importante es que el 82% de los expedientes relacionados con estas reclamaciones se resuelven a favor del reclamante. Según apunta el Banco de España “Son numerosas las reclamaciones presentadas invocando no haber sido informados por las entidades de la existencia de un límite inferior al tipo de interés aplicable a sus préstamos que les impide beneficiarse de las bajadas del tipo de interés…

Por último el Juzgado de lo Mercantil de Gijón ha dictaminado en relación a esta controversia que según los requisitos de incorporación de las cláusulas, no se cumple con la transparencia, claridad, corrección y sencillez ni se realiza un especial subrayado sobre la totalidad de la cláusula ni tampoco se diferencia del resto de estipulaciones propias de los intereses del préstamo hipotecario. Y sigue diciendo que esta circunstancia, unido al hecho que la cláusula controvertida se introduce con otras cláusulas de distinto sesgo, pero de terminología semejante, permite concluir que no se cumplen los requisitos legalmente exigidos para que la cláusula quede debidamente incorporada al contrato.

A la disposición de los clientes que se encuentren en esta situación, consulte sin compromiso.  Le haremos un presupuesto, para controlar los costes, en cualquiera de las situaciones posibles.