Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

En 2015 se iniciaron 68.135 ejecuciones hipotecarias, un 15%,6 menos, aunque apenas disminuyeron los deshaucios.

Durante el año 2015 se iniciaron en España 68.135 ejecuciones hipotecarias lo cual supone un descenso del 15,6% respecto de las registradas el pasado 2014.

El dato de los desahucios practicados se mantiene prácticamente inmutable, habiendo disminuido tan solo un 1,1% respecto de 2014. El pasado 2015, en España se practicaron 67.359 lanzamientos.

De todas estas ejecuciones, las pertenecientes a vivienda habitual experimentaron un descento ligeramente inferior al común, del 13%. Así, las demandas por impago de hipotecas, que permiten a la entidad financiera subastar el inmueble para recuperar los importes prestados más los intereses, afectaron a 30.334 propietarios. En 2014 fueron 34.680 titulares, según los datos publicados hoy jueves por el Instituto Nacional de Estadística. Solo en el cuarto trimestre del año pasado se registraron 6.898 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales, un 23% menos que en el mismo periodo de 2014.

El grueso de los titulares afectados se corresponde con aquellos que contrataron el préstamo hipotecario durante el año 2007, el punto álgido del “boom inmobiliario”  El periodo que va de 2005 a 2008 concentró el 59% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas en el año pasado. El 20,6% se correspondió con préstamos constituidos en el año 2007, el 15,9% a créditos suscritos en 2006 y el 11,3% a hipotecas de 2008. De las firmadas en 2007, el 0,99% inició una ejecución hipotecaria durante el año 2015. Murcia (1,02%), Andalucía (0,93%) y Comunidad Valenciana (0,88%) registraron los valores más altos. Por el contrario, País Vasco (0,09%), Galicia (0,33%), Cantabria y Navarra (ambas el 0,34%) presentaron los más bajos.

Si han iniciado un procedimiento de ejecución hipotecaria contra usted y quiere saber cómo paralizarlo, póngase en contacto con nosotros.